Posteado por: repensaredu | 25/junio/2007

El lenguaje y la inteligencia

Tres grandes diferencias vemos entre el lenguaje humano y el animal: a)      El lenguaje humano no resulta del instinto, no es cerebralmente localizable, no se transmite filogenéticamente. Es algo cultural, una convención que hay que aprender. Es natural el hablar, no lo es el lenguaje que se habla.b)      El lenguaje animal es icónico: Tiene una relación simple y directa entre el signo y el mensaje, resultado de un determinado estado orgánico del individuo. El hombre es también capaza de usar lenguaje icónico (el bebé, al llorar, emplea este tipo de lenguaje: señala hambre, miedo, situaciones muy básicas e identificables). Pero además, el lenguaje humano es dígito: en él la relación entre signo y el mensaje es arbitraria, modificable. Los signos del lenguaje humano son elegidos o producidos por el hombre de manera deliberada, de modo que el hombre es capaz de transmitir más cosas que estados orgánicos (contar una historia de amor no hace necesario que el narrador se encuentre  enamorado: los hombres son capaces de la ficción, es decir, de trascender su situación física inmediata) c)      Por eso, el número de mensajes del lenguaje humano es ilimitado: siempre cabe novedad, siempre se pueden formar nuevas proposiciones con viejas palabras. Los animales, en cambio, sólo emiten un número fijo y limitado de mensajes, siempre iguales.  El lenguaje humano existe porque el hombre es capaz de conocer y manifestar sus estados sensibles e interiores. El hombre no es una piedra, ni una planta: manifiesta su interioridad (me pasa esto, quiero lo otro). Tener una interioridad que transmitir conlleva la conveniencia de que alguien reciba lo expresado: el lenguaje humano es social, crea comunidad. El lenguaje es el origen del diálogo y de la capacidad humana de compartir. ¿Porqué haba el hombre? La causa del lenguaje está en que el ser humano conoce, tiene inteligencia: el lenguaje es vehículo y expresión del pensamiento, lo manifiesta porque lo incorpora dentro de si. Podría decirse que el pensamiento es la forma del lenguaje, y que ambos no son separables. Un hablar sin pensamiento no comunica nada, son ruidos incoherentes. Un pensamiento que no se puede dar a conocer no ha llegado al nivel de la racionalidad. “Cuando afirmo: “pienso que el tren llegará tarde”, “el tren llegará tarde” no solo expresa, sino que contiene lo que pienso. Esto quiere decir que “entender el significado de una palabra es conocimiento” “comprender una palabra es saber que significa, y saber qué significa es saber usarla”, es decir, emplearla al hablar. Hablar y pensar se dan a la vez. No se puede hablar sin pensar.  Documento preparado por Iván Cisneros.

About these ads

Responses

  1. gracias pero no era lo que buscaba


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: