Posteado por: repensaredu | 25/junio/2007

Amnesia Planificada

Leí en una ocasión una ficha redactada por un pequeño escritor, que indudablemente había tenido una experiencia de esas que dejan huella, la ficha decía así: “El hombre es el único animal que sabe que va a morir, y es el único “tan animal” que puede vivir como si no lo supiera”; y efectivamente el hombre puede pasar toda su vida metido en una especie de burbuja de cristal, evitando hacerse “Las Preguntas” y lo pongo con mayúscula porque son las más importantes de todas.

           

            Decían los grandes filósofos del “medioevo” (Edad media) que todo ser inteligente obra siempre por un fin, y así es; decimos que alguien es un loco cuando sus acciones no tienen sentido, es decir que no se dirigen hacia un fin concreto, se obra de manera “alocada” cuando lo que uno hace en un momento no tiene conexión con lo que hace después. Imaginémonos por un momento caminando hacia un determinado lugar y un poco antes de llegar corremos a muerte hacia un sentido contrario, después de correr durante cuatro horas nos detenemos nos sentamos y empezamos a gritar, al terminar el grito comenzamos a caminar hacia atrás de vuelta por donde veníamos y un poco antes de llegar al lugar nos paramos miramos el cielo y decimos: “realmente soy un campeón”… sin duda alguna, cualquier persona que hubiera observado nuestra actuación en conjunto afirmaría que estamos “completamente locos”. Y es verdad, ya que todas las acciones que hemos realizado no tienen unidad, y la falta de unidad siempre denota poca inteligencia.

            Los filósofos somos “tachados” de “loquitos” porque vivimos un poco en las estrellas, se burlan de nosotros tal y como encontré en una ocasión un chiste de esos mensajes masivos por Internet, donde venían redactadas unas preguntas del examen de admisión para distintas universidades, cuando uno llegaba al examen de admisión de la facultad de filosofía las preguntas decían mas o menos: ¿Quién soy yo? ¿Qué sentido tiene la vida? ¿Para qué estoy aquí?, y todo en un tono cínico, como diciendo: “hace falta ser un gran tonto para estar preocupado por estas preguntas cuando hay tanto qué hacer, hay que estudiar, hay que trabajar, hay que ganar dinero, hay que pasársela bien”. Esta afirmación más o menos viene a decir lo mismo que: “para que se preocupan tanto de la pelota si lo que hay que hacer en un partido de fútbol, es correr saltar, cansarse, es un tonto aquel que vive pensando en la pelota”, si así es, así de tonto se escucharía aquel locutor que en lugar de narrar el partido estuviera viendo como corre un “loco” por el terreno de juego “y allí va de una esquina a otra, veamos como da vueltas, se cae y se tira y se vuelve a caer”-diría mas o menos-. Es posible que los filósofos parezcamos aburridos, tontos, y perdiendo el tiempo, pero yo creo que somos todo lo contrarío, cuando se comprende lo que se hace se goza más aquello que se hace; un amigo mío afirmaba que realmente le encontró el gusto al fútbol americano cuando comprendió perfectamente todas las reglas de éste deporte, antes le parecía un grupo de “gorilas” pegándose entre si.

Aquel que sabe para qué vive, porqué vive, y cómo se vive bien, gozará más cualquier cosa que haga mientras viva, y si comprende la muerte, vivirá sabiendo hacia donde se dirige, que cosas valen la pena, y que cosas solo dan penas.   Para qué nos afanamos y preocupamos tanto por cosas que pasarán más rápido que un atardecer, por ejemplo: El éxito, gran paradigma de la modernidad, “tener éxito”, quien no quiere tener éxito, quién no quiere triunfar,… nadie, absolutamente nadie, ahora bien, me gustaría saber quien puede decirme qué es el éxito, y probablemente pasaría lo mismo: nadie, absolutamente nadie… todos buscamos el éxito y nadie sabe que es. Y preguntémonos nosotros: ¿Qué es el éxito? Dinero, no creo porque puede existir alguien exitoso y que víctima de un asalto “pierde su dinero” y no por eso pierde el éxito. La fama, demasiado “subjetivo”, ¿Qué es tener buena fama? Que mucha gente piense que somos buenos, que somos increíbles, que somos lo mejor que hay sobre el planeta… es increíble pero yo creo que ninguno de nosotros pensamos así de nadie en éste mundo y sin embargo queremos que “todos juntos” piensen así de nosotros… no, no, ¡no!, el éxito no puede ser la buena fama, entonces el éxito es estar satisfecho con uno mismo, tal vez, pero entonces porqué queremos “divulgar” tanto, en todos los periódicos, en todos los canales de T.V que hemos sido exitosos, si fuera una satisfacción con uno mismo no tendríamos que desear que se divulgara… como ves amigo mío este es solo un ejemplo de lo que se llama ser un LOCO, buscar ser exitoso sin tener ni idea de lo que es el éxito, y así pasa con muchas cosas, queremos hacer todo rápido y no sabemos para qué, queremos ser felices y no nos planteamos nunca donde está la felicidad, queremos trabajar y trabajar, para que nuestra familia sea feliz y después ni yo ni mi familia somos felices porque nos vivimos peleando a cada ocasión estúpida que se pueda. Ésta es la diferencia entre un pensador y un loco, el pensador puede que haga menos cosas que el loco, pero lo que hace sabe porqué lo está haciendo y para quién dirige todo su esfuerzo. Y tu qué quieres, amigo mío vivir como loco o vivir bien, tu decides, para comenzar piensa en la ficha que te escribí al inicio, piensa que vas a morir y no lo borres de tu memoria, eso te servirá para saber que lo que hagas en ésta vida no tendrá sentido si vives con una “amnesia planificada” es decir, olvidando quien eres y para qué estas en este mundo.

  Iván Cisneros Q.

Anuncios

Responses

  1. No tengo que recordarles que la persona que niega una verdad tan inevitable, como la muerte, es un cinico, que al final no se toma nada en serio y prefiere vivir comodamente en la idiotez e ignorancia. Como solía decir Yepes Sork “la inteligencia busca el conocimiento de la realidad. Cuando lo logra, alcanza la verdad”, no se necesita ser considerado un “filósofo” para buscar la verdad, es una tendencia de TODO ser humano, quien no la busca contradice su propia esencia.
    Los seres humanos tenemos el don de trascender el tiempo, podemos “vencerlo” con el simple hecho de soñar lo que queremos llegar a ser algún día, es como si fueramos niños que vivimos un constante estado lleno de esperanzas y sueños. Jamás olvidemos esto o acabaremos viviendo cada día como si fuera el último y al final nuestra vida será un conjunto de sueños reprimidos por un falso bienestar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: